Home » testimonio » ENCONTRE UN HOMBRE ESPECIAL!!!!!!

ENCONTRE UN HOMBRE ESPECIAL!!!!!!

Hasta este lugar, donde se encuentra el Arca de la Alianza en Tierra Santa, me ha llevado Dios,con su favor y su amor.Foto Reyna Rodriguez

Por Rosario Mendoza Corea

Hace mucho tiempo encontré a un hombre que me seguía y me perseguia; me hostigaba, me abrumaba con la intensidad de su insistencia conmigo. Yo  siempre me desviaba de su interés porque a la verdad, él a mi no me interesaba, ni  para hablar un poquito, ni siquiera me comprometía su saludo, mas bien me molestaba porque en su sonrisa había algo que no me gustaba y seguramente que si yo contestaba  su saludo, él hallaría un tema de conversación y no era mi intención entablar amistad con un desconocido.

Menos que un cero

Era para mi menos que un cero a la izquierda y mientras menos se aparecía en el camino, era mejor porque me estorbaba encontrármelo; de tanto tropezar, ya sabía cuál era el sendero donde él caminaba o hacia los lugares donde se dirigía, entonces cada vez que salía a la calle, trataba de no coincidir para evitarlo, pero a veces aunque yo lo evadiera, me lo encontraba…!QUE HOMBRE TAN CANSON!!.

Vendedor ambulante

Una vez estaba sentada en la puerta de mi casa y de pronto paso un vendedor ambulante ofreciéndome el producto que vendía y saben qué!, su rostro se me figuró al hombre que me perseguia y ¡ay Dios!,  a que horas lo atendí!, insistía mucho en vender su producto y yo insistía en que se fuera  de mi casa, tanto era la obsesión con aquel desconocido que ya miraba su rostro y hasta agredía con mis gestos al pobre vendedor.

Por orgullo no lo atendí

Una  vez me dirigía a una parada de bus y de pronto me encuentro con el susodicho y me dice: –señora, no tome esa parada, es peligrosa-, pero era tanto mi orgullo y mi indignación de ver a aquel hombre que volvió a aparecer en mi escenario, que lo menosprecié y pensé que estaba buscando un pretexto para entablar una conversación y lo deseché de nuevo. Y saben que!, en la espera, unos delincuentes me pusieron un cuchillo en el cuello y me quitaron la cartera, dejándome temblando de miedo y de impotencia y yo recordé a ese hombre aunque no le dí crédito a sus palabras, lo que pensé fue que era casualidad lo que el me dijo con lo que me pasó, porque quizá también a él le habría sucedido lo mismo. Y me fui llorando sin ningún auxilio de nadie.

Cual era su obsesión? si yo lo maltrataba

En mis momentos de soledad, de pronto se me venía su imagen y me preguntaba: Cual es la obsesión de este hombre conmigo?, Por qué no me deja en paz?, Que hago para borrarlo del mapa? Y hasta se me ocurría pensar que ese hombre tenía malos propósitos conmigo, pero por qué?, si yo nunca había sido una mujer coqueta ni vanidosa, ni me preocupaba que me vieran con buena presencia los hombres, nunca he sido la clásica mujer que deslumbra a los del otro sexo porque he sido siempre una persona sencilla, no ataviada, un poco arisca, introvertida, no precisamente la mujer que está esperando un piropo ni un halago de ningún hombre,. Entonces por qué ese varón se empecinaba en mí!?, no entendía. Pero lo peor de todo es que a pesar de mis desaires, de mis gestos de desprecio, de mi indiferencia, de mi grosería dejándolo con la palabra en la boca y de todas mis actitudes de rechazo, él siempre que me encontraba tenía una sonrisa para mí y yo decía:-QUE HOMBRE MAS SIN DIGNIDAD!,le gusta que lo maltraten!.

Llegue a extrañarlo

Paso el tiempo y aquella imagen de cariño que miraba en aquel rostro se fue perdiendo físicamente, porque ya no lo encontraba en ningún lado y me sentía tranquila, ya no era perseguida, sin embargo, una cosa rara me sucedía y era que a pesar de lo mal que me caía ese hombre, yo extrañaba encontrar aquella sonrisa en sus labios y la bella expresión que tenía su rostro; como  que tuvo que desaparecer de mi vida para pensar en el seriamente y experimenté mucha soledad cuando ya no  lo encontraba. Me sucedió como en el refrán que dice “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”.

El me conquistó y ahora vivo por EL y para EL

Hoy, busco cada dia a esa persona que me conquistó y que me mostró un rostro distinto a los que yo conocía y ahora anhelo conocerlo y estar con él a cada instante porque su ternura me conquistó y hoy me arrepiento de haberlo rechazado tanto, de haberlo despreciado, de haber sido yo también una que lo escupio, que lo latigó en sus espaldas, que lo torturó con la corona de espinas burlándose de su deidad, que lo menospreció.

Yo también lo crucifiqué

Reconozco que no tuve que haber estado en aquel momento histórico para haberlo crucificado yo también en aquella cruz, porque durante toda mi vida, lo he flagelado con mis actitudes y lo he despreciado, pero hoy se que valio la pena todo aquello que EL hizo por mi, porque hoy siento la necesidad de EL, la necesidad de SEGUIRLO, PORQUE NO HAY OTRO COMO JESUS y ahora si, que ya no puedo vivir sin EL. GRACIAS PAPA por darme a tu Hijo  y sobre todo por haberlo resucitado para que yo lo tuviera siempre conmigo por medio de tu Espiritu Santo.