Curiosidades sobre el Perfume.

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Perfume proviene de las palabras en latín: “per” que significa por y “fumare” que se traduce como “producir humo”.

Origen:  a.C. en Oriente Medio (hace 8.000 años). Quemar mirra, casia o nardo suponía obediencia y respeto, era un elemento de lujo, al principio funcionó además como desodorante,

En el año 3.500 A.C los Sumerios, una civilización compleja y avanzada en el mundo, untaban su cuerpo con aceites y alcohol de jazmín, madreselva y lirio, cada parte del cuerpo requería un aroma distinto. Se considera a los sumerios los primeros en crear y desarrollar perfumes y ungüentos.

Hace unos 4.000 años los fenicios, fueron los primeros en comerciar con perfumes de Oriente a Occidente por el Mediterráneo. Se trataba de un producto utilizado en distintos ámbitos de la vida social y religiosa, pero también como sustancia médica.

En el Antiguo Egipto era de origen litúrgico, ya que las aguas empleadas en el ritual y manejo del templo eran aguas de olor; y con agua perfumada se limpiaban las imágenes sagradas.

Cleopatra, fue autora ella misma de un tratado de cosmética desgraciadamente perdido, untaba sus manos con aceite de rosas, azafrán y violetas: el kiafi, y perfumaba sus pies con una loción hecha de extracto de almendra, miel, canela, azahar y alheña.

En la Antigua Grecia, Hipócrates (460 a.C. – 370 a.C.) trataba ciertas enfermedades mediante fumigaciones perfumadas y aspiración de olores. Todavía hoy, la Osmoterapia se basa en los olores que curan y los olores que enferman.  Y en la Grecia Clásica los hombres se aromatizaban el cabello, la piel, la ropa, etc., se recomendaba frotar con hierbabuena brazos y axilas, canela para el pecho, aceite de almendra para manos y pies, y extracto de mejorana para cabello y cejas.

En Roma Antigua, el soldado se ungía con perfumes antes de entrar en combate. Introdujeron en Roma, perfumes desconocidos hasta entonces como la glicina, la vainilla, la lila o el clavel y con influencia de culturas orientales adquirieron importancia aromas entonces insospechados como el cedro, el pino, el jengibre y la mimosa. Aquí se constituyó el primer gremio de perfumistas.

Nerón (37 d.C.- 68 D.C.), creó en el siglo I la moda del agua de rosas, gastó más de 30.000 € de hoy (unos 30.000 $ aproximadamente) en aceites para sí y para los invitados a una fiesta nocturna. En el entierro de su esposa Popea (30 D.C. – 65 D.C.) gastó el perfume que los perfumistas de Arabia eran capaces de fabricar en un año, llegando al extremo de perfumar incluso a sus mulas.

Cuenta el naturalista latino Plinio el Viejo (23-75), del siglo I, que sus compatriotas se echaban encima tal cantidad de perfume que era posible advertir su presencia a gran distancia, y por supuesto, no solo las mujeres, oler a canela era la moda masculina de su tiempo. Tanto exceso alarmó a la naciente Iglesia cristiana, que condenó el despilfarro.

En Oriente, el imperio Bizantino del siglo V, tomó el relevo en el arte de la perfumería   y desplegó una floreciente industria más grande que la del Imperio Romano.

Los árabes: La lejana Arabia llamada “la tierra de los perfumes “, llegaban grandes caravanas de camellos transportando esencias e inciensos.  Mahoma, el fundador de la nueva religión del islam, era gran amante de los perfumes. De hecho, en el libro sagrado del islam, el Corán, se puede leer que, al alcanzar el paraíso, éste estará formado por grandes jardines y árboles, grandes ríos y con gran olor a perfume de almizcle.

Ponemos a su disposición una gran variedad de perfumes, para todos los gustos desde nuestra tienda de Empres-Tur, para más información haz clic aquí

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *