Home » Publicación » Preservación Cultural  y religiosa nicaraguense, apoyada por Estados Unidos

Preservación Cultural  y religiosa nicaraguense, apoyada por Estados Unidos

Recientemente fue restaurado mediante la colaboración de la Embajada USA para el patrimonio cultural y religioso.

Recientemente fue restaurado mediante la colaboración de la Embajada USA para el patrimonio cultural y religioso.

*Restauración del altar estilo clásico barroco de la Iglesia Santa Ana de Nandaime,

*La conservación de las piezas arqueológicas del Museo “Gregorio Aguilar Barea” de Juigalpa,entre otras.

Rosario Mendoza Corea

En la Iglesia Santa María Magdalena de Totogalpa, Madriz, uno de los templos más antiguos de arquitectura religiosa colonial al noroeste de Nicaragua, se finalizó recientemente la  “III Fase de Restauración, siendo uno de dos proyectos nicaragüenses que recibieron fondos en el año 2013.

Lo anterior fue ejecutado por la Preservación Cultural  que apoya la Embajada de Estados Unidos a Nicaragua, lo que abona al turismo nacional e internacional que cada año se incrementa en nuestro país y este año, hay  nuevos  sitios religiosos restaurados y remozados para recibir a los visitantes para su recreación y su acervo cultural y religioso.

Este sitio auspiciado por el programa “Fondos de Embajadores para la Preservación Cultural” (AFCP por sus siglas en inglés), en el año 1997 fue declarado Patrimonio Cultural Nacional.

El fondo para la tercera fase fue de 28,550 USD para concluir la restauración de la torre de la iglesia, recobrar el piso colonial y proteger la entrada principal del templo.  Todas las fases de restauración fueron administradas por la Orden de Terciarias Capuchinas, administradoras de la iglesia.  El total de fondos donados por el programa para la restauración de la iglesia durante las tres fases fue de 142,244 USD distribuido a lo largo de siete años de trabajo continuo.

El Fondo de Embajadores para la Preservación Cultural fue establecido en 2001 por el Congreso de Estados Unidos con la base: “ofrece una oportunidad para demostrar una cara norteamericana diferente hacia los otros países del mundo, una cara que no es ni comercial, ni política, ni militar”.

El mismo, tiene la responsabilidad de administrar el apoyo y la implementación de los AFCP en los países en vías de desarrollo a través del Centro de Herencia Cultural (CHC por sus siglas en inglés), con la finalidad de  tomar el rol de liderazgo “en los esfuerzos por preservar la herencia cultural y mostrar nuestro respeto por otras culturas en el mundo”, afirma la fuente oficial.

Los fondos para la preservación de la herencia cultural tienen un rango de $10,000.00 a $200,000.00 dólares  que usualmente pueden sostener un proyecto entre 12 y 18 meses.

Otras obras apoyadas por este programa en Nicaragua incluyen la restauración del altar estilo clásico barroco de la Iglesia Santa Ana de Nandaime,  la conservación de las piezas arqueológicas del Museo “Gregorio Aguilar Barea” de Juigalpa, el inventario arqueológico en el Territorio Rama-Kriol, en las Regiones Autónomas del Atlántico Sur, y tres proyectos de Inventario y Protección del Patrimonio Pre-Hispánico en la región central de Nicaragua.