La esbelta y aseada imagen de la quesillera y el Galardón Dorado

corredor central de la Plaza de la Biblia.Foto K., CHAVEZ.

El milenario árbol Genízaro como un imponente guardián de los tiempos, las 8 jícaras emblema de la sabrosa bebida de tiste y pozol de tiempos antiquísimos, la esbelta y aseada imagen de la mujer quesillera, llamando a los turistas a consumir el alimento criollo del lugar, no necesitan presentación del sitio que visitamos hoy, pues solo con mencionar al quesillo, ya sabemos que Nagarote es ese rinconcito que captura a los turistas una vez que llegamos al lugar.

En muy pocos lugares se hace tributo a la labor principal de sus habitantes, exponiendo artísticamente la mano de obra que sostiene los ingresos de la mayoría de los ciudadanos, pero en este pedacito de Nicaragua, se rinde homenaje a la mujer trabajadora que elabora los quesillos y más aún, especialmente a la labor de muchos nagaroteños quienes viven de este rico sustento que a diario se consume en el lugar y pica y se extiende a Managua, la capital del país, donde también se consume este derivado lácteo, con mucha frecuencia.

Aparte de todo lo anterior, éste es  uno de los 10 municipios que conforman el departamento de León, nuevamente demuestra ser el municipio más limpio de Nicaragua gracias al esfuerzo conjunto de sus habitantes y las autoridades edilicias que han trabajado de la mano y de manera ardua para convertirse desde hace años en un verdadero atractivo turístico nacional, según comentan los entrevistados del lugar, quienes indican que el recién pasado mes de enero el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (INIFOM) entregó a Nagarote representado por su  alcalde Juan  Gabriel Hernández Rocha, el Galardón Dorado por ser el Municipio más limpio de Nicaragua.

Sus atractivos turísticos como son el parque central que junto a su imponente Iglesia Parroquial Santiago Apóstol que data desde 1650, hacen del centro de la ciudad un lugar de sana recreación, puesto que  el mismo está adornado con abundantes y elegantes palmeras que adornan el ambiente; pero además pudimos disfrutar de una fuente de agua en cuyo arco se encuentran las 8 jícaras  mencionadas antes, formando un panorama muy original que mueve a disfrutar de una hermosa tardeada en el lugar, donde no falta la comida nacional dentro de los quioscos rodeados de  lámparas y bancas coloniales que hacen un bello paseo turístico y dejan en el visitante los deseos de volver al lugar. Es un punto que todo turista debe visitar.

Desde El Mirador La Concordia, ubicado en la parte sur de la ciudad, el visitante puede observar a plenitud toda la ciudad, el imponente volcán Momotombo y el Lago Xolotlán.

El recorrido turístico incluye también una obligada visita al histórico árbol Genízaro ubicado en el parque del mismo nombre y a unas cinco cuadras del centro de la ciudad. Cabe mencionar que el milenario árbol Genízaro fue declarado Monumento Nacional el 19 de marzo de 1964, durante la administración del entonces Presidente de Nicaragua doctor René Schick Gutiérrez.

El Paseo de la Biblia ubicado en la parte oeste de la ciudad, es un lugar de descanso y de reflexión cristiana. La antigua estación del Ferrocarril, el bulevar Salvador Cardenal construido en el 2010, la Calzada Santa María que cruza de este a oeste por el centro de la ciudad, son parte del conjunto turístico que ofrece la ciudad a los visitantes nacionales y extranjeros, quienes, dicho sea de paso, disfrutan también del Tren turístico que recorre todos los lugares mencionados antes.

Nagarote, tiene una existencia que data de más de 500 años. Llegar a esta ciudad es muy fácil ya que queda en el corredor de Managua-Occidente, hacia donde viajan los diferentes medios de transporte con destino a Leon, Chinandega, Corinto y otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *