LA PLAYA

Hola amigos lectores, les presento un poema de mi colección El amor y la Tempestad, a publicarse próximamente.

LA PLAYA

Esa enorme playa que muchos han visto

y donde otros tantos marcan sus pisadas,

es testigo mudo del furor caliente

que quema los dedos, las manos,

los pies y hasta el alma de la gente.

Es en esa arena que calcina el cuerpo

y que poco a poco lo deja marcado,

con su fibra dura pedregosa y pálida,

que se confabula con brisa y con viento

y que sin querer seduce al incauto

que busca pretextos, como enamorado.

Allí es manifiesta la esperanza viva

en cada conchita, y en un calamar,

y en todas las ostras y las tortuguitas,

y en todas las piedras que suelen brillar,

y ese campo ardiente que refleja vida

nos habla y nos dice que Dios es amor.

Rosario Mendoza Corea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *